Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas
» La Ciudad del Pecado (normal)
Mar Ago 24, 2010 5:56 am por Invitado

» Next Twilight
Vie Ago 13, 2010 12:50 pm por Invitado

» Vampire Stories!!!
Vie Jul 30, 2010 3:56 am por Invitado

» The Urban Leyend
Miér Jul 14, 2010 2:49 pm por Invitado

» Twilight Saga Rol
Miér Jul 14, 2010 12:31 pm por Invitado

» Noche en Bucarest. [Camille]
Dom Jun 27, 2010 8:17 pm por Camille Rousseau

» Viaje...^-^
Dom Jun 27, 2010 1:45 pm por Ginevra Cullen

» Magic Third Generation
Sáb Jun 26, 2010 6:44 pm por Invitado

» Vive Italia
Sáb Jun 26, 2010 12:31 am por Invitado






Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

La Señora de la Noche

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Señora de la Noche

Mensaje por Camille Rousseau el Miér Jun 09, 2010 4:24 pm

Nombre:Camille

Apellido:Rousseau

Raza: Vampiresa

Don: Fuego: es capaz de crear a cualquier criatura de su raza y otra (aunque en un máximo de cinco personas a la vez) la sensación de estar siendo quemados vivos. Sienten el fuego quemando su piel, a su alrededor sólo ven enormes llamas y hasta se sienten asfixiados por el humo; aunque todo esto no sea real verdaderamente.

Carnívoro o Vegetariano: Carnívora

Edad: Fue transformada a los 20 años, que son los que aparenta; pero desde que nació, ha vivido unos 430 años.

Personalidad:
Es muy irónica, se refugia bajo una “máscara” de sarcasmo y cinismo para ocultar a absolutamente todo el mundo sus sentimientos, ya que el que los demás conozcan sus emociones la hace sentirse débil y vulnerable. Es cínica, cruel, malvada. Se cree superior a casi todo el mundo, disfruta con el sufrimiento de otros y se burla de los que son inferiores en capacidades a ella. Es egoísta y egocéntrica, ella misma es su mayor prioridad y su mayor amor. Es valiente e intrépida, y desprecia especialmente a los Hijos de la Luna, más que a los humanos (quienes no son más que simple comida de usar y tirar). Es sabia, inteligente y muy perspicaz, resulta muy difícil de engañar; pero a la vez se la da bien mentir y ser creída.

Descripción Física:
Muy pálida. Alta, delgada, de complexión atlética aunque fina, esbelta y elegante. Muy hermosa. Sus ojos son rojos, y negros cuando está hambrienta. Su pelo es completamente negro y le cae, largo y casi con vida propia, por la espalda en ondulaciones y graciosos tirabuzones. Sus labios son carnosos; y suelen sonreír con cinismo e ironía o bien retraerse el labio superior enseñando los colmillos, amenazante. El extremo contraste de su piel blanca y su cabello negro la da un aspecto aún más duro y amenazador.
Siempre suele vestir con vestidos de su época, el s. XVI, de color negro; una capa con capucha que oculta su rostro (excepto el brillo rojo de sus ojos) también negra, y unas botas altas, hasta la rodilla, del mismo color.

Spoiler:


Historia:

Camille Rousseau, apodada por los de su especie “Señora de la Noche”, había sido en su otra vida una joven y bellísima (aunque, obviamente, no tan hermosa como ahora) francesa, de la ciudad de Toulouse durante la época de 1580. Sus padres no eran ricos, pero tampoco pobres; vivían en una agradable y acogedora casa de dos pisos con algunos criados a su cargo. Toda su vida había sido feliz hasta que fue brutalmente “asesinada”. Ocurrió una noche oscura, sin luna. Él, un vampiro alto y esbelto, se había cruzado en su camino cuando ella volvía sola de una visita a unos conocidos en el pueblo de al lado.

Más tarde, cuando ella ya había sido convertida unos doscientos años atrás, y le encontró por fin tras búsquedas infructuosas (con el propósito de asesinarle), había descubierto que el vampiro no era en absoluto un neonato, y que habría resistido la tentación de no ser porque su olor había sido tan delicioso, tan exquisito, le había llamado de esa manera tan intensa, que no se pudo resistir. Así que no pudo contenerse y se lanzó a por ella como un trastornado. Por si fuera poco, el tipo era un sádico. La violó y agredió brutalmente. Solo la ponzoña pudo salvarla. Cuando el dolor remitió un poco a los dos días y medio, tuvo suficientes fuerzas para levantarse y caminar al interior de un bosque a refugiarse. Y así es como había vivido hasta ahora, durante más de cuatrocientos años: yendo de aquí para allá visitando aldeas y pequeñas ciudades de Francia para alimentarse, refugiándose en los bellos bosques franceses.

A menudo añoraba la vida que había tenido, y la que hubiera podido tener (aunque ella jamás lo habría reconocido). No obstante, estaba a gusto con su nueva vida. Ahora era fuerte y rápida, sigilosa e inmortal, y sobre todo bella, muy, muy bella (una de las vampiras más hermosas que se habían visto). Lo que la ocurrió (sobre todo la manera en que la ocurrió), había hecho que se volviera amargada y cínica, cruel y despiadada, había corrompido todo lo bueno que albergaba su dulce corazón.

Así que cuando ya había dejado de ser una simple neófita, había adquirido fama, experiencia y autocontrol, había ido a buscar al vampiro que tan vilmente la convirtió. Lo encontró, lo descuartizó y lo quemó sin que su inmutable rostro y su insondable mirada denotasen cualquier tipo de emoción.

Tiempo, mucho tiempo después, recibió una petición de visita de los Vulturis. No tenía miedo, pero sabía que más valía tener cuidado con ellos; a pesar de los últimos rumores que la habían llegado sobre su ridículo en una derrota con unos tales Cullen y más estupideces del estilo. En todos sus años de vida, jamás les había visto en persona, pero había oído muchas cosas de ellos, casi todas magníficas… desde su punto de vista, claro.
Allí, en su estancia en Volterra, conoció a todos los Vulturis y le gustó su forma de vida, más aún de lo que había imaginado. Técnicamente, y en el fondo Camille lo sabía, los Vulturis sólo la habían llamado a petición de Aro, quien quería beneficiarse de su don convenciéndola de que se “enrolase” en su guardia. Ella accedió, pero únicamente por la atracción que Aro, el enigmático y excéntrico líder de estos, ejercía sobre ella. Una atracción física, que pareció ser correspondida; ya que ambos disfrutaron de una corta aventura. Por desgracia, su “relación” fue descubierta por Sulpicia, la mujer oficial de Aro, quien se vio obligado a elegir entre ambas, y finalmente se decantó por su ofendida esposa. No obstante, ésta le había dado excesiva importancia al desliz, y lo abandonó, indignada.

Tras esto, Camille se marchó de la guardia Vulturi, regresando de nuevo a su vida nómada, por todos los rincones del mundo. No está “despechada”, sino más bien ofendida; pero no le da demasiadas vueltas al tema, no deja que la afecte.


Datos Extras:
-Es una excelente luchadora cuerpo a cuerpo, ya que durante su vida como vampiro a tenido numerosos enemigos, a muchos de los cuales se vio, obviamente, obligada a aniquilar.
-En todos estos años ha aprendido a hablar correctamente prácticamente todos los idiomas más importantes de cada continente.
-Es culta y le gusta saber y aprender cosas; pese a su modo de vida es una persona refinada y con gusto por el arte.
avatar
Camille Rousseau
Vampiro Carnívoro
Vampiro Carnívoro

Mensajes : 60
Humor : Oscuro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Señora de la Noche

Mensaje por Ginevra Cullen el Miér Jun 09, 2010 4:42 pm

Ficha aceptadisima querida.
avatar
Ginevra Cullen
Vampiro Vegetariano
Vampiro Vegetariano

Mensajes : 154

Ver perfil de usuario http://new-blood.vampire-legend.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.